7 consejos para elegir la silla de escritorio perfecta

7 consejos para elegir la silla de escritorio perfecta

En 2020, muchas empresas apostaron por el trabajo en remoto con tal de ralentizar la propagación del Covid-19. No obstante, sus trabajadores no necesariamente tenían la capacidad económica o el espacio suficiente para recrear un despacho en todas condiciones en su domicilio y se limitaron a comprar una silla de escritorio

Pero esta tendencia ha llegado para quedarse, cada día son más las empresas que se han adaptado a este cambio y han optado por establecer un modelo híbrido. Donde varios días se va a la oficina y otros se opta por el teletrabajo. Por lo que si te encuentras en alguna de estas situaciones y aún no te has hecho con la tuya o quieres mejorar la comodidad de tus trabajadores en el puesto de trabajo ¡te revelamos 7 consejos para elegir la silla de escritorio perfecta!

La importancia de la silla de escritorio: teletrabajar o no, pero de forma adecuada

Una silla de escritorio adecuada puede marcar la diferencia, ya sea en las oficinas o, como en casos más recientes a falta de poder recrear un workspace clásico, muchos trabajadores tuvieron que innovar y empezar a trabajar desde su cocina, el salón o hasta tumbados en la cama. No obstante, después de un par de meses teletrabajando, muchos se dieron cuenta de la importancia de tener un buen respaldo para minimizar el dolor de espalda y maximizar su productividad. 

Desde el principio de la pandemia del Covid-19 acompañado por el ascenso del teletrabajo las personas han desarrollado posturas que sobrecargan la musculatura y la columna, al no contar con material y muebles adecuados para desarrollar estas tareas. 

Además, el centro de fisioterapia López Crespo revela que tras su vuelta a la actividad, en mayo de 2020 han visto un aumento en los casos de cervicalgias y lumbalgias, achacando las causas a la adopción de unas malas posturas mientras se trabaja en remoto. 

En definitiva, la silla de escritorio es el must-have más asequible que debes adquirir para poder teletrabajar desde casa. 

consejos para elegir la silla de escritorio perfecta

7 consejos para elegir la silla de escritorio perfecta 

Como mencionamos anteriormente, no vale cualquier silla de escritorio. Así que, si buscas la silla de escritorio perfecta no lo dudes más: te animamos a seguir a los siguientes 7 consejos:

1. El secreto reside en el respaldo 

El primer factor que debes tener en cuenta a la hora de elegir una silla de escritorio es su respaldo. En efecto, el respaldo se asemeja a la columna vertebral de una silla, por lo que si es malo y no se adapta a tus necesidades de poco te valdrá haber comprado una silla nueva. Por consiguiente, los profesionales de la salud recomiendan un determinado tipo de respaldo: el respaldo con apoyo lumbar.

Dicho apoyo te ayuda a rectificar y mantener una buena postura de forma orgánica  según estés trabajando. Por ello, te recomendamos que escojas un respaldo alto, puesto que si no abarca toda tu espalda, tendrás un soporte menor.

Finalmente, procura elegir un respaldo que no sea demasiado blando o rígido. Debes elegir un respaldo firme que te sujete correctamente sin hundirte y sin padecer tensiones innecesarias por ser demasiado duro. 

2. ¿Silla de escritorio con altura fija o regulable?

En segundo lugar, también se debe tomar en cuenta la altura de la silla de oficina que quieras comprar. No sirve de nada tener una silla de oficina con el respaldo más novedoso del mercado si su altura es demasiado baja y no te permite regularla. Ya que,  terminarás trabajando mirando hacia arriba con el cuello tenso. 

Por tanto, te recomendamos que elijas una silla de escritorio regulable para que tu mirada siempre esté a la altura de tu pantalla. Para ello, tendrás que tener en cuenta la altura de tu escritorio o de la mesa en la que trabajas, así como las dimensiones de la pantalla de tu ordenador. 

Un dato que puede ayudarte en esta elección es que la distancia de separación óptima se encuentra a unos 60 cm entre ojos y pantalla. Por otro lado, para lograr una mayor comodidad situemos la pantalla a unos 15 o 20º de inclinación por debajo de la altura de los ojos. 

3. La gran cuestión: ¿sillas de oficina con o sin reposabrazos?

Los reposabrazos son altamente recomendables puesto que ayudan a prevenir el Síndrome del túnel Carpiano. Este concretamente afecta a la mano y se da cuando uno realiza un movimiento repetitivo, como cliquear. En otras palabras, el reposabrazos es una gran alternativa para descansar tu brazo y cambiarlo de posición para no acumular tensiones. Todas nuestras sillas de oficina gozan de reposabrazos como nuestro modelo estrella 4u.

consejos para elegir la silla de escritorio

4. Sillas con o sin ruedas 

¿Ruedas sí? o ¿ruedas no? Si que es cierto que las ruedas  no son un elemento imprescindible. Sin embargo, ofrecen una mayor movilidad pudiendo ayudarte a optimizar tu workflow. Nosotros apostamos por sillas de despacho con ruedas. 

5. Fíjate en el material de tu silla de escritorio 

En ocasiones, el material puede quedar en segundo plano, pero es algo fundamental, está expuesto a múltiples factores como las terribles manchas . Por ello,  te recomendamos que el material sea transpirable para que pueda  adecuarse a las diferentes estaciones del año. Y,   por supuesto, que sea lavable para estar a prueba de estas manchas. 

6. El color

Aunque los colores de siempre no fallan y decidas optar por las ya clásicas sillas negras como la Fox, la Techno o la Vela, nosotros te ánimos a escoger una silla de colores como el  azul, naranja o verde con tal de imprimirle un toque de carácter y estilo a tu espacio de trabajo. 

tips para elegir la silla de escritorio perfecta

7. Multifuncionalidad

Finalmente, desaconsejamos por completo que uses tu silla para cualquier otra función que no sea la de trabajar. En efecto, de forma parecida, se desaconseja estudiar en la cama ya que el cerebro es una "máquina de asociaciones” y terminaría asociando que la cama también es un espacio de trabajo. Como consecuencia te costaría más tiempo relajarte y dormirte ya que tu cerebro te mandaría unas señales contradictorias. Por consiguiente, te resultará mucho más fácil concentrarte si dedicas tu silla de oficina a una sola función: trabajar.

Después de toda  esta información, son claras las consecuencias de no contar con un mobiliario adecuado, ya que no nos permite mantener una correcta postura y esto solo puede significar problemas en un futuro  ¡di adiós a los dolores de espalda! Con una buena silla de escritorio corregirás estas malas posturas y notarás cómo mejora tu bienestar. Pero, si necesitas algún tipo de consejo acerca de cuál puede ser el mejor respaldo o cual es la silla más cómoda para ti  ¡pregúntanos! En Bunno contamos con grandes profesionales que van a ayudarte a encontrar la silla perfecta. 

El sitio web de BUNNO ESTUDIO utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web, así como la recogida de estadísticas. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.