Solicitud de llamada

Ahora mismo no ponemos atender su llamada. Nuestro horario es de 9 a 18 h ¡Déjenos su número de teléfono e indique cuándo quiere que le llamemos!

Solicitud de llamada

¡Hemos recibido sus datos correctamente! Le llamaremos a la hora y el día agendado.

Claves para diseñar un espacio ergonómico

Las claves para diseñar un espacio de trabajo ergonómico

Estar sentado ocho horas al día en una oficina, no nos exenta de sufrir riesgos laborales. Por ello, un espacio de trabajo ergonómico te hará evitar posibles molestias como dolor de cuello, de espalda o de cabeza. Debes saber algunos consejos y pequeños trucos para crear tu espacio de trabajo ergonómico a partir de la experiencia con la que contamos en Bunno Estudio.

Puede parecer una cosa sin importancia, sin embargo, disponer de un espacio de trabajo ergonómico va a suponer una gran diferencia en la productividad de los trabajadores. Además de tener el mobiliario adecuado, se debe tener en cuenta también aspectos psicológicos del trabajador y el propio ambiente de trabajo. ¿Quiere saber cómo diseñar tu propio espacio de trabajo?

¿Qué es la ergonomía en un espacio de trabajo?

Teniendo la definición de la RAE como base, la ergonomía es el estudio de la adaptación del espacio de trabajo para lograr la máxima eficacia.  Es importante conocer lo que es y cómo poder desarrollar un espacio de trabajo ergonómico, ya que el trabajo, sobre todo el de oficina, es el lugar donde más riesgo se tiene de sufrir molestias que acaben en una lesión crónica.

No solo desarrollar una buena ergonomía reducirá la posibilidad de sufrir molestias, sino que mejorará tu estado de salud y la productividad. Una empresa que no ofrezca a sus empleados un buen espacio de trabajo no conseguirá sus objetivos en cuanto a rendimiento se refiere, ya que sus empleados no estarán trabajando en unas condiciones óptimas.

La ergonomía busca diseñar un espacio de trabajo óptimo para los trabajadores y poder adaptarlo a las necesidades tanto físicas como psicológicas. El objetivo principal es salvaguardar la salud íntegra de los empleados. Se ha demostrado que en un espacio de trabajo ergonómico adecuado los trabajadores aumentan su productividad y motivación, además de mejorar su salud mental y física.

¿Cómo podemos diseñar el espacio de trabajo ergonómico perfecto?

Como se ha mencionado cada vez es más importante invertir tiempo y dinero en diseñar un espacio de trabajo ergonómico. Un buen diseño de este aumenta de manera notable la productividad de la empresa, y sobre todo la salud de los empleados. Crear un espacio adecuado no solo se consigue cambiando el  mobiliario, aquí te dejamos algunos consejos para poder crear tu propio espacio ergonómico perfecto.

Establece descansos entre horas

Un trabajo como el de oficina requiere muchas horas de estar sentado, con una mala postura tanto en la silla como utilizando el ordenador. Esto posiblemente recaiga en unas molestias cervicales, lumbares y un aumento del cansancio. En estas condiciones de trabajo se pierde la concentración, es por ello muy importante marcar de forma estricta unos descansos.

Levantarte de la silla, estirar las piernas y tomar el aire son pequeños detalles que tu cuerpo y mente agradecerá. Es aconsejable realizar estos descansos cada cierto tiempo, como mejor te convenga. Eso sí, debes hacerlo. Beber agua también es importante y a veces se nos olvida, por lo que te puedes poner un recordatorio o alarma para levantarte a beber agua y así tomarte 5 minutos de descanso.

Para conseguir un espacio de trabajo ergonómico, escoge la mejor silla

Hemos mencionado que la postura en el ámbito de trabajo es fundamental. Escoger una silla adecuada es el primer paso para crear el espacio de trabajo ergonómico que necesitas. Las sillas no son inmortales, y se deben cambiar cada cierto tiempo. Una silla económica no dura más de 3 años, una silla de buena calidad no más de 10. 

Escoger una silla puede ser difícil si no sabes lo que necesitas. Lo básico que debe tener una buena silla de oficina es un buen apoyo de la espalda y la zona lumbar. Además, que sea adaptable y giratoria va a facilitar moverte con agilidad.

Aun así, tener la silla perfecta no va a solucionar todos los problemas, sino que obtener y lograr la postura correcta es esencial. Se debe estar rectos en la silla con la espalda bien colocada y apoyada, sin forzarla por tener el escritorio a la altura incorrecta.

espacio de trabajo ergonómico

Regula tu mesa o escritorio

Una silla es el primer paso en el diseño del espacio de trabajo ergonómico, sin embargo, regular el espacio de trabajo es también crucial. Poder tener un escritorio adaptable a distintas alturas es imprescindible para poder lograr la postura correcta, y además permiten cambiar de postura fácilmente.

La posibilidad que nos da este tipo de escritorios de poder trabajar sentados en distintas posiciones correctas o incluso de pie son amplias y adecuadas. Poder cambiar de postura ayuda a activar el riego sanguíneo como si de un descanso se tratase.

Como normal general en un escritorio ergonómico las medidas adecuadas serían 120 centímetros de ancho y entre 60 y 80 de profundidad.

Cuida la distribución del mobiliario

Ser ordenado es fundamental en el área de trabajo, ayuda a reducir el estrés y aumenta la productividad. Además, incluir algunas plantas incrementa estos beneficios, ya que purifican el aire.

Que no falte buena luz natural en un espacio de trabajo ergonómico

Nos pasamos demasiado tiempo mirando la pantalla de un ordenador haciendo sufrir a nuestros ojos, por lo que lo único que nos puede faltar es una buena iluminación natural. Si tienes plantas es una buena excusa para encontrar un sitio de trabajo con una buena iluminación.

En un espacio de trabajo ergonómico tener una iluminación adecuada es fundamental. Un espacio bien iluminado favorece la concentración y reduce el cansancio de los ojos. Además, si es luz natural se verá incrementado por el ambiente que crea, siendo más agradable y cómodo. 

En el proceso de diseñar el espacio de trabajo hay que tener en cuenta este concepto y saber colocar el mobiliario de manera que se pueda aprovechar al máximo la luz, sin que haya ningún obstáculo.

El ambiente que te rodea importa

Si tienes todo lo anterior ya casi estás a punto de conseguir el espacio de trabajo ergonómico que necesitas. Sin embargo, todo el esfuerzo puede no haber servido para nada si el lugar de trabajo no es el adecuado. Cuidar el ambiente de trabajo es tan importante como tener una buena silla o iluminación.

Tener el espacio de trabajo organizado va a influir positivamente en el rendimiento y productividad. Además, distribuir los muebles de tal manera que se pueda aprovechar el máximo espacio y tener un espacio práctico y cómodo es crucial.

En el escritorio debemos evitar cualquier distracción o utensilio de trabajo que no vayamos a utilizar. Poseer de espacio suficiente de almacenamiento para poder guardar todo va a ayudar a mantener un espacio de trabajo limpio y ordenado.

Los dolores de espalda, de cabeza y el cansancio en los ojos pueden tener solución. Diseñar un espacio de trabajo ergonómico alivia estas molestias tan habituales de los trabajos de oficina y aumenta la productividad tanto individual como de la empresa en general. 

Pequeños detalles como tener una silla adecuada, conseguir una buena iluminación o mantener un espacio de trabajo organizado son algunos de los consejos que desde Bunno Estudio te ofrecemos para que puedas crear tu espacio de trabajo ergonómico perfecto.

El sitio web de BUNNO ESTUDIO utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web, así como la recogida de estadísticas. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.